La NEUROCIENCIA EDUCACIONAL INTEGRATIVA (NEI) es un enfoque pedagógico y sistémico  de la Educación en el que el objeto de estudio es precisamente “el aprendizaje” y la forma en que nuestro cerebro lo fue desarrollando como  función esencial a través de la integración de su naturaleza biológica con la tecnología que fuimos desarrollando en este proceso y con las redes sociales de conocimiento  de cada época y lugar.


La comprensión de esta integración funcional y dinámica entre cerebro-tecnología-redes de conocimiento es fundamental para comprender claramente cómo deviene la estructura de un proceso de aprendizaje y sin esta visión sistémica  es casi imposible comprender la dimensión profunda del mismo.